Skip to content

Top garden recommendations from locals

Park
“Park Güell came out from the imagination of Antoni Gaudi. Located mountains of Barcelona, boasts amazing views. The city iconic picture”
  • 155 locals recommend
Park
“Great Private Park, green area. Iconic Place, the ​creation of the majestic Master Gaudi ”
  • 25 locals recommend
Park
“The quiet neighbourhood of El Putxet i el Farró hides a beautiful historic spot of Barcelona. La caseta de las Ninas (The doll’s house) is a small house built in 1860 by Delfí Ginovart y Núria Coma i Borras family. It was meant for children to play inside and it is fully covered by ceramics with details to be discovered in every tile. Even though it has been vandalized, it is worth the visit. The experience can be completed with a walk to Mercè Rodoreda’s gardens and Putxet park’s panoramic views of Barcelona.”
  • 19 locals recommend
Park
“Famous parque Guell, nice just to have a walk on the green part 5 min from our door, and of course you have access to the monumental part A real must for Barcelona visitors!”
  • 10 locals recommend
Garden
  • 1 local recommends
Park
“At the top of the hill, green and fresh, the park appears in front of the surprised walker, who is about to discover one of the prettiest city parks in Barcelona.”
  • 2 locals recommend
Park
“obra de Gaudí en la que la naturaleza y la arquitectura llegan a una identificación plena y sorprendente, esta obra es sin la menor duda el Park Güell de Barcelona. ”
  • 1 local recommends
Sculpture Garden
“Recortadas en el cielo barcelonés, unas cuantas cerillas de colores surgen de un envoltorio gigante. Una de ellas se consume, mostrando un color azulado. Los otros están desperdigados por el suelo. Situados frente al Pabellón de la República, forman parte de las imágenes barcelonesas más populares. Un objeto cotidiano tan habitual como la cerilla fue la escogida por el artista sueco Claes Oldenburg para materializar la escultura que se le encargó en la época olímpica. De tamaño desproporcionado, estas “cerillas” surgen desordenadamente de una caja y alcanzan los 22 metros de altura. El artista pop juega con el tamaño de un objeto tan insignificante como la cerilla y la eleva a una categoría mayúscula. De colores rojos y amarillos, parece que hayan saltado de su caja, e incluso algunos quedan desperdigados por el suelo. Hay uno que todavía se consume mediante una llama azulada. La escultura, de metal policromado y cemento, se construyó en 1992 para decorar la que fue zona olímpica de la Vall d'Hebrón durante los Juegos de Barcelona. Se trata de un monumento atractivo y divertido que encaja muy bien en un entorno que, hasta los Juegos Olímpicos, había permanecido aislado y algo olvidado, y que se reconstruyó para la ocasión. El conjunto, dotado de gran dinamismo, da carácter a la zona y se vincula totalmente a la estética pop; un estilo que bebe del mundo del cómic y de la publicidad. Sin duda, estas "cerillas" no pasan desapercibidas para nadie.”
  • 1 local recommends